Andrés Escoto

Inglaterra debuta con mal pie (2-3)

La selección femenina de Inglaterra sufrió su primera derrota en 17 años ante su similar España en su debut en la Euro femenina de Suecia. Las inglesas fueron siempre a remolque y acabaron cayendo a causa de un autogol de la portera Karen Bardsley en el tiempo de descuento.

 
El equipo dirigido por Hope Powell igualó el encuentro por dos veces pero nada pudo hacer ante el postrero autogol de España en el descuento. Eni Aluko respondió después de que Vero Boquete pusiera al frente a las españolas. En la segunda parte, Laura Basset empató a dos el partido después de que Jenifer Hermoso anotara por España.
 
Todo parecía que terminaría en un empate, pero al minuto 90 vino una jugada desafortunada que terminó en un autogol de la portera Karen Bardsley, para definir el partido 2-3 en favor de España. Un resultado que deja a Inglaterra a un paso de la eliminación.
 
El planteamiento de Hope Powell tuvo tintes de improvisación. Las Lionesses demostraron muchas carencias tanto en defensa como en ataque. Parece que la derrota que les propinó Suecia por 4-1 hace unos días ha provocado dudas en el seno del equipo. Algo sorprendente en una selección que llegaba a su debut en la Euro tras 11 partidos oficiales sin conocer la derrota.
 
Como ya comentamos aquí, Inglaterra llegaba a esta Euro con un planten joven. Las jugadoras de experiencia como Jill Scott, Fara Williams, Ellen White o Stephen Houghton simplemente no aparecieron en los 90 minutos. España hizo su trabajo, salió a pelear a su rival y presionar la salida de balón. Los resultados no tardaron en reflejarse.
 
Verónica Boquete, la más talentosa de las españolas, abrió el marcador al minuto 4 tras una preciosa jugada. Despues del 0-1, Inglaterra despertó. Williams tomó el balón por la banda derecha, para comenzar a dejar rivales atrás, rápidamente cedió a Jill Scott para que esta le filtrara el pase a Aluko, que fusiló a Ainhoa Tirapu.
 
Poco después, Fara Williams exhibió uno de sus fuertes, el disparo desde media distancia, y sacó un potente remate que fue desviado por las uñas de Tirapu a tiro de esquina.
 
En el segundo tiempo, las Lionesses sacaron su orgullo, se adueñaron del partido y comenzaron a crear ocasiones de gol, aunque sin inquietar en demasía a Tirapu. Del lado de España, Boquete, Adriana y Sonia se encargaron de crear problemas a la defensa inglesa. Bardsley, ante la incapacidad de Scott y Stoney para detener los embates de esas tres jugadoras españolas, tuvo que intervenir en más de una ocasión para mantener el empate.
 
Pasaban los minutos y la respuesta por parte de Hope Powell no venía. España aprovechó el momento para ingresar al campo a Putellas, que le dio más energía al juego ofensivo español, y Vicky Losada, que estrelló el balón en el poste.
 
En la recta final, las españolas pusieron en evidencia una vez más a la defensa inglesa. España utilizó el recurso de la pelota parada para anotarle un par de goles a Inglaterra que acabarían sentenciando el encuentro. Primero fue un mal rechazo de la defensa, que permitió a Hermoso realizar un disparo potente para poner el 1-2.
 
Las Lionesses nuevamente empataron el partido a través de Bassett pero en el minuto 91 llegó un saque de esquina para España. Adriana y Putellas apretaron la salida de Bardlsey, y la portera inglesa introdujo el balón en su propia portería con su propia cara. Era el 2-3 para España sin tiempo para más.
 
De este modo, las españolas se vengaron de su bestia negra, de la selección que las eliminó de la Euro 2009 y del Mundial 2011. Por su parte, si desea evitar una eliminación prematura, Inglaterra deberá vencer a Francia, que venció con comodidad a Rusia por 3-1 en su debut para tomar el liderato del grupo C.
 

Sobre el autor

Andrés Escoto