Andrés Escoto

Inglaterra se despide de la Euro (3-0)

Francia ya no se jugaba nada pero ni así. El equipo de Hope Powell terminó en el fondo del Grupo C tras sumar un solo punto en tres partidos y, lo que es peor, demostrando un futbol de muy bajo nivel. El futuro de Powell al frente del equipo se decidirá en los próximos días.

 
Las Lionesses tenían el destino en sus manos. Todo estaba a su favor para buscar la clasificación a cuartos de final de esta Eurocopa, solo necesitaban ganar por la mínima diferencia, pero el mal momento por el que atraviesan las seleccionadas fue evidenciado nuevamente.
 
Hope Powell realizó tres cambios en su alineación titular. Ingresó a Toni Duggan, Karen Carney y Sophie Bradley. Las francesas, por su parte, ya matemáticamente campeonas del grupo C, realizaron seis cambios en su once inicial. Ni por esas.
 
El medio campo inglés nunca funcionó. Carney constantemente tuvo que salirse de su posición para ayudar a sus compañeras en la defensa, Fara Williams no está jugando a su mejor nivel y Asante constantemente equivocaba los pases. La veloz lateral francesa Thomis constantemente le ganaba la espalda a la defensa inglesa. Ni Casey Stoney, Bradley o Houghton pudieron detenerla y al minuto 7 vino la catástrofe inglesa. Thomis tomó la pelota desde medio campo, cruzó el campo en diagonal, llegó hasta los linderos del área y pasó la pelota a Le Sommer, para que esta misma tuviera el tiempo para acomodarse y rematar al poste izquierdo, haciendo inútil el intento de atajada de Bardsley.
 
Inglaterra reaccionó mediante un tiro de esquina pero Ellen White no remató en dirección a portería. Al minuto 12, nuevamente Thomis le ganaba la espalda a la defensa, pero el pase proveniente de los botines de Thiney fue muy largo y Bardsley atajó el balón.
 
Francia seguía con su tiki-taka y las jugadoras inglesas solo corrían tras el balón. En el minuto 19, Soubeyrand combinó con Necib y lanzó un riflazo que pasó zumbando el travesaño de Barsdley. En el minuto 21, Thomis sacó un remate que fue desviado hacia tiro de esquina por la defensa inglesa. Los embates franceses eran constantes. De no ser por Barsdley, la primera parte hubiera terminado en goleada de escándalo. El primer tiempo concluyó sin ninguna ocasión de peligro inglesa.
 
Para el segundo tiempo, Powell mandó al campo a Jill Scott por Anita Asante, pero Jill tampoco está pasando por su mejor nivel. Francia salió como si ellas fuesen las que estaban perdiendo y siguieron jugando de la misma manera. Al 46, un disparo de Le Sommer fue desviado a córner por Barsdley.
 
Fue al minuto 65 cuando la magia de la mejor jugadora de Francia se hizo presente. Louisa Necib tomó el balón para quebrarle la cintura a Fara Williams, encarar a la defensa, hacerla añicos y sacar su remate al ángulo superior derecho, para que Barsdley sólo viera cómo el balón cruzaba la portería. Ese fue el gol que liquidó cualquier aspiración de Inglaterra. Las Lionesses se veían agotadas mentalmente al ver que su sueño de clasificar a cuartos se desvanecía. Powell estaba desesperada, constantemente le gritaba a sus jugadoras, pero ninguna reaccionaba. Toni Duggan decidió jugar en el medio campo para intentar recuperar balones pero todo fue inútil. Powell envió al campo a Kelly Smith, la jugadora inglesa más veterana, posiblemente con la intención de que jugara su último partido en una Eurocopa.
 
La goleada culminó en el 79, en un córner cobrado por Louisa Necib, que puso la pelota con un guante en la cabeza de Renard, para que rematara ante tres jugadoras inglesas y anotara el 3-0 definitivo.
 
Sobre la hora, vino la única ocasión de peligro de Inglaterra, Toni Duggan llegó sin marca al área, pero el egoísmo de Ellen White hizo que desperdiciara su remate, que la portera francesa desvió a córner.
 
El favoritismo de Powell hacia algunas jugadoras en esta Eurocopa y a lo largo de los últimos tiempos ha acabado por pasarle factura. No debutó a Jordan Nobbs ni Jennifer Clarks, jugadoras que ganaron el Euro sub-19 el año pasado tras un magnífico torneo. La FA deberá analizar a fondo la continuidad de Hope Powell. Inglaterra no puede darse el lujo de terminar por debajo de selecciones como Rusia o España, donde el fútbol femenil no cuenta con el respaldo del que goza en Inglaterra.
 
Además, las Lionesses necesitan una líder que sea capaz de arrastrar al equipo en situaciones de apuros. Tras el retiro de Faye White, Powell no ha encontrado a una líder. Durante esta Eurocopa tuvimos a tres capitanas distintas en cada uno de los juegos: Alex Scott, Rachel Yankey y Casey Stonney. En septiembre inician las eliminatorias para el Mundial 2015 y actualmente el nivel futbolístico de las Lionesses está muy por debajo de su nivel. El tiempo apremia.
 

Sobre el autor

Andrés Escoto