Carles Maronda

La deuda del Liverpool se dispara

El Liverpool ha anunciado un aumento de la deuda de 22 millones de libras y unas pérdidas de 40,5 millones de libras durante los pasados diez meses. El 70% de los ingresos totales del club se destinaron a sueldos. El club tratará de limitar los sueldos de los jugadores que lleguen a partir de ahora.

 
Las cuentas muestran unas pérdidas de 40,5 millones de libras en los diez meses transcurridos entre el 1 de agosto de 2011 y el 31 de mayo de 2012, a consecuencia especialmente del fichaje de jugadores caros durante el primer año como propietarios de la empresa estadounidense Fenway Sports Group.
 
Durante este período, que cubre los mercados de verano de 2011 y enero de 2012, los fichajes más caros fueron los de José Enrique y Sebastián Coates pero los sueldos absorbieron el 70% de los ingresos totales del club.
 
El importe total de los sueldos, 109 millones de libras durante estos diez meses (131 durante todo el año) se aproxima a los 134 que pagó el Liverpool el año anterior, que incluía los sueldos de Andy Carroll, Luis Suárez, Jordan Henderson, Stewart Downing y Charlie Adam, fichados todos en los primeros meses de FWG en el club, que compró en octubre de 2010.
 
El Liverpool pagó 9,6 millones de libras en indemnizaciones a exempleados, incluyendo Kenny Dalglish y sus asistentes.
 
El director general Ian Ayre argumentó que el club está sumido en un periodo de transición y ha implementado una nueva estrategia de fichajes que tiene como objetivo contratar jugadores con talento a precios moderados.
 
Las pérdidas de 40,5 millones de libras han desembocado en un aumento de la deuda neta, que ha pasado de 65 millones hasta 87.
 
La temporada anterior, el Liverpool registró unas pérdidas de 49 millones. Aunque John Henry, presidente de FSG, es un ferviente partidario de las normas de juego limpio financiero, el Liverpool incumpliría estas normas si repite estas pérdidas el año que viene. Las nuevas normas establecidas por la Premier League limitan las pérdidas anuales a 35 millones de libras.
 
FSG ha estado prestando dinero al Liverpool para mejorar la posición financiera del club. Durante sus primeros meses, FSG prestó 30 millones de libras, de las que el club devolvió 8 en el siguiente ejercicio. Luego, FSG prestó otros 47 millones al club, que se utilizaron para cancelar préstamos bancarios, incluyendo los 38 que se debían por los trabajos relacionados con los planos del nuevo estadio que se esperaba construir en Stanley Park y que finalmente fue descartado.
 
El Liverpool desea ampliar Anfield para aumentar sus ingresos y reducir la distancia con Manchester United, Arsenal y los otros grandes de la Premier League. Los ingresos del Liverpool en los últimos diez meses fueron de 169 millones, lo que equivale a 202 en un año completo. Los ingresos el día de partido fueron de 42 millones, inferiores a los ingresos procedentes de televisión y a los ingresos comerciales. En comparación, los ingresos del Arsenal en 2011-12 fueron 243 millones y los del United, el club que más ganó, fueron 320.
 
El Liverpool ha invertido 39 millones de libras netos en jugadores desde entonces, incluyendo a Fabio Borini, Joe Allen, Daniel Sturridge y Philippe Coutinho. El club espera cerrar el presente ejercicio con pérdidas una vez más, mientras trata de recuperar su lugar en la élite.
 

Sobre el autor

Carles Maronda