Jean Claudel

La FIFA rectifica e Inglaterra podrá lucir las amapolas

Los jugadores de Inglaterra podrán lucir amapolas en sus brazaletes negros durante el amisotoso del sábado contra España, después de que la FIFA llegara a un acuerdo de última hora con la Federación inglesa. La amapola es el símbolo del día de los veteranos de guerra, que se conmemora el 11 de noviembre.

 
Tras varias intervenciones de las altas instancias, incluyendo tanto al Príncipe Guillermo como al primer ministro inglés David Cameron, que escribieron a la FIFA para pedir que los jugadores pudieran lucir en sus uniformes las amapolas, el organismo internacional ha rectificado su postura.
 
Hasta ahora, la FIFA había considerado que lucir la amapola contravenía las normas que prohiben lucir mensjaes políticos, religiosos o comerciales.
 
Parece ser que, a pesar de las intervenciones (el duque de Cambridge es también presidente de la Federación y escribió en esa calidad), fue una discusión entre el conservador Chris Heaton-Harris y el secretario general de la FIFA, Jérôme Valcke, la que ayudó a desbloquear el asunto.
 
Heaton-Harris fue la persona clave, ya que conocía a Valcke de su etapa anterior en la Unión Europea y fue él quién sugirió la solución de compromiso de los brazaletes.
 
El martes, el ministro de deportes Hugh Robertson escribió a la FIFA para pedir permiso para que Inglaterra pudiera lucir las amapolas. Su propuesta contaba con el beneplácito del vicepresidente de la FIFA, Jim Boyce.
 
Ayer por la noche, la Federación emitió un comunicado congratulándose del cambio de postura de la FIFA. Durante el día, se había producido reacciones airadas en Inglaterra acerca de la decisión de la FIFA de prohibir las amapolas.
 
El primer ministro Cameron afirmó que le parecía «indignante» y esperaba que la FIFA rectificara. «Todos lucimos la amapola con orgullo, aunque no aprobemos las guerras… para homenajear el hecho de que esas personas dieron sus vidas por nosotros».
 
La Federación emitió después una lista de 12 formas alternativas para que aficionados y jugadores señalaran el día, incluyendo brazaletes y amapolas vendidas dentro de Wembley. También se había previsto presentar una corona en el césped durante los himnos y que los jugadores llevaran chaquetas con amapolas.
 
Inglaterra también llevará amapolas en su kit de entrenamiento y hará dos minutos de silencio durante el entrenamiento del viernes en Wembley que se transmitirá en directo. La FIFA ha permitido celebrar un periodo de silencio antes del partido contra España, que se celebrará el día antes del Remebrance Sunday.
 
El artículo 4 de las leyes del juego de la FIFA establecen que «el uniforme no puede contener mensajes políticos, religiosos o comerciales».
 
En privado, la FIFA admitió que la amapola no tenía carácter político y era inofensiva, pero el árbitro Franck de Bleeckere podría haber obligado a los jugadores a abandonar el campo si el uniforme incumplía las normas.
 
No deja de ser llamativo que la Federación no haya nunca solicitado que la selección llevara estas amapolas, en especial en el amistoso en Ginebra contra Argentina del 12 de noviembre de 2005. Al respecto, un portavoz de la Federación afirmó que «desde 2005, nuestros clubes han comenzado a lucir amapoles en sus uniformes en los partidos dentro de Inglaterra desde principios de noviembre como señal de respeto por aquellos que perdieron sus vidas sirviendo a su país».
 
 

Sobre el autor

Jean Claudel