Carles Maronda

La fortuna del líder (1-0)

El Chelsea venció al Stoke gracias a un solitario gol de Ashley Cole en el minuto 85. El Stoke planteó más resistencia de la esperada y cerca estuvo de provocar el tercer empate consecutivo de los Blues.

 

Premier League

Chelsea 1
Stoke 0
Ficha técnica
1 – Chelsea: Petr Cech, Branislav Ivanovic, Ashley Cole, Gary Cahill, David Luiz, Ramires, John Obi Mikel (Frank Lampard, 81), Oscar, Fernando Torres, Juan Mata (John Terry, 89), Eden Hazard (Victor Moses, 62).
0 – Stoke: Asmir Begovic, Ryan Shawcross, Robert Huth, Marc Wilson, Geoff Cameron, Michael Kightly (Matthew Etherington, 72), Glenn Whelan, Charlie Adam (Michael Owen, 64), Steven N’Zonzi, Peter Crouch (Kenwyne Jones, 75), Jonathan Walters.
Goles: 1-0, m.85: Cole.
El Chelsea afrontaba el encuentro ante el Stoke desde la cima de la tabla. Una posición, sin embargo, que no puede ocultar las carencias de un equipo en evolución. La derrota infligida por el Atlético de Madrid en la Supercopa de Europa y los empates ante QPR y Juventus dejaron en evidencia que este equipo es todavía un trabajo en proceso más que un producto acabado. Y este encuentro ante el Stoke hizo poco por contrarrestar esa idea.
 
Roberto Di Matteo rotó al equipo, dejando a John Terry y Frank Lampard en el banquillo, y alineando juntos por primera vez a su trío de creativos, Juan Mata, Eden Hazard y Oscar, por detrás de Fernando Torres.
 
Los Blues comenzaron bien y forzaron algunos córners, pero la falta de compenetración en el equipo resultó palpable. El Stoke se mostró sólido en el centro del campo e impidió todos los ataques de los locales. Branislav Ivanovic por la derecha fue el jugador más peligroso para el Chelsea en esta fase.
 
La mejor ocasión de la primera parte llegó tras un excelente pase de Mata que Torres controló bien con el pecho pero erró su disparo. “Didier Drogba, he would have scored that” (“Didier Drogba habría marcado”), cantaron los aficionados del Stoke. El error pareció pesarle al español que, más adelante, en un par de ocasiones optó por pasar cuando podría haber disparado. La confianza comienza a ser un problema para el español. Otra vez.
 
Antes, a los 19 minutos, el Stoke podría haberse adelantado pero el cabezazo de Jonathan Walters tras una falta lanzada por Glenn Whelan se estrelló en el palo.
 
En la segunda parte, el trío creativo de los locales pareció encontrar algo más de complicidad. Una buena jugada entre Hazard y Oscar acabó con el brasileño por el suelo tras la carga de Shawcross. El árbitro le mostró la amarilla.
 
Di Matteo sustituyó a Hazard por Moses en busca de soluciones. El nigeriano añadió velocidad al juego y la presencia de Oscar se incrementó por minutos. En cambio, Torres desapareció del juego por completo. Cuando Sturridge esté recuperado, Di Matteo deberá tomar una difícil decisión.
Y cuando el partido parecía abocado al empate, apareció Ashley Cole. El lateral no había marcado desde el 8-0 ante el Wigan en mayo de 2010, pero finalizó como un auténtico delantero desde dentro del área para batir a Begovic.
 
Di Matteo reconoció tras el partido que el equipo necesitaba más tiempo y trabajo. El problema es que Roman Abramovich no es una persona con mucha paciencia.
 

Sobre el autor

Carles Maronda