Matías Hermida

La nueva columna vertebral del Newcastle

Tras la lamentable segunda vuelta de la temporada pasada que casi acaba en descenso, el Newcastle se ha puesto manos a la obra para evitar más sustos. El club norteño ha incorporado a tres jugadores jóvenes y de calidad que pueden conformar la columna del equipo las próximas temporadas.

 
Era la última fecha de la Premier League de la pasada temporada y el Newcastle debía superar en la tabla al Hull para no sufrir un nuevo descenso, algo que a mediados de la temporada parecía impensable luego de la racha ganadora que los Magpies encadenaron bajo la batuta de Alan Pardew que cambió Newcastle por el sur de Londres. La marcha del técnico inglés marcó un punto de quiebre en la temporada. Un 2-0 frente al West Ham, con un gol del recuperado Jonás Gutiérrez, permitió al club seguir una temporada más en la Premier pero algo quedó claro para todos: esta situación no se puede repetir.
 
El comienzo de verano fue vergonzoso por parte de la dirigencia. Comunicó la baja a Ryan Taylor y al mismo Gutiérrez mediante una llamada telefónica, lo cual generó un gran repudio entre los aficionados, máxime tratándose de dos hombres que venían de sufrir situaciones complicadas para la vida de un jugador de fútbol. Taylor sufrió una serie de lesiones que le dejaron en el dique seco durante meses y meses, mientras que Gutiérrez superó un cáncer testicular. La decisión trazó una línea a seguir por parte del propietario Mike Ashley. Se venía una renovación.
 
No solamente fueron Gutiérrez y Taylor los que se marcharon, sino que John Carver no será el técnico de Newcastle en el inicio de la temporada, ya que Steve McClaren se hará cargo del banquillo. El exseleccionador inglés y Mike Ashley coincidieron en que había que reforzar la columna vertebral del equipo con un defensa central, un medio y un delantero.
 
El primer refuerzo de esta temporada llegó por el centro del campo. Se trata de un holandés que se sumará a la ya extensa comunidad neerlandesa del club, que cuenta con Daryl Janmaat, Tim Krul, Vurnon Anita y Sem De Jong. Su nombre es Georginio Wijnaldum. De 24 años, se ha convertido en el fichaje más caro de los tres que hizo hasta el momento el Newcastle, en torno a 14 millones de libras. Wijnaldum es un volante central que cumple la función que en Inglaterra se conoce como box-to-box, ya que tiene un amplio recorrido entre ambas áreas. Un jugador que ya se está ganando un puesto en su seleccionado y que tuvo una temporada prolífica para un volante, con 19 goles. Seguramente jugará conjuntamente con el mejor jugador de la temporada pasada del Newcastle, Moussa Sissoko, para conformar posiblemente con Colback, Anita o Tiote, un trivote en la franja medular que dote de equilibrio al equipo y mucha presencia en el área rival.
 
El segundo refuerzo vino en la zona ofensiva. Aleksandar Mitrovic (12 millones de libras) es un personaje explosivo. Él fue uno de los protagonistas del escándalo mundial sucedido durante el Albania-Serbia, cuando el mismo Mitrovic bajó el dron que llevaba una leyenda en reclamo por parte de los albaneses. Pero el serbio es más que personalidad. Es gol y calidad. En su momento se rumoreó que José Mourinho le quiso para que pelear el puesto con Costa. Nacido futbolísticamente en el Partizan serbio (curiosamente con los mismo colores del Newcastle), fue luego transferido al Anderlecht y la pasada temporada convirtió 21 goles en 37 partidos en la liga belga. Un jugador de buena estatura, con mucho gol y presencia en el área y, aquí lo interesante, tan sólo 20 años de edad.
 

 
Al parecer McClaren se quedó viendo varios juegos del Anderlecht porque el refuerzo en la zaga central de la defensa viene del mismo lugar. Chancel Mbemba, también de 20 años (en agosto cumple 21) nació en la República del Congo y fue adquirido por 7 millones de libras. Quizás es el menos conocido de los tres pero ha rendido a un gran nivel en Champions League, al igual que Mitrovic, y en las competiciones domésticas.
 
En total, el Newcastle se ha gastado hasta ahora 33 millones de libras en sólo tres refuerzos. Obviamente, sigue hablando del poder económico de la Premier League y de la burbuja del fútbol inglés aunque estos tres jugadores parecen tener un brillante futuro por delante. Newastle ha decidido ir a por un jugador por línea, en la búsqueda de una nueva columna vertebral, con Mbemba al lado del experimentado capitán Fabricio Coloccini, con Wijnaldum acompañando a Sissoko, y Mitrovic que tratará de evitar que la afición acabe reclamando la entrada salvadora de Papiss Cissé. Falta poco para el comienzo de la Premier y Steve McClaren ya tiene tres refuerzos de calidad y futuro para hacer olvidar los sufrimientos de la temporada anterior.
 

Sobre el autor

Matías Hermida