Ilie Oleart

La previa del fin de semana

Este fin de semana se vivirá la última jornada de la Premier League antes del parón internacional. El sábado se disputarán siete partidos, entre los que destaca el Blackburn-Chelsea y el QPR-Manchester City.

 
El City tiene cinco puntos de ventaja y viaja a Loftus Road tras cinco victorias consecutivas, aunque el QPR ganó hace poco al Chelsea en su campo y querrán repetir la gesta. Manchester United, Arsenal y Liverpool juegan en casa y esperan sacar los tres puntos. Mientras, el Chelsea se enfrenta al necesitado Blackburn.
 
El Tottenham, junto con City y Liverpool, es el equipo más en forma y se enfrenta con otro equipo de Londres, el Fulham, el domingo. Antes, los Wolves jugarán ante el Wigan.
 
Tras su apabullante triunfo en el derbi, el Manchester City está en la cima de la tabla y parecen más fuertes cada semana. Los de Roberto Mancini han ganado todos sus partidos desde su derrota ante el Bayern de Múnich en septiembre. Pinta mal para Neil Warnock y su QPR, pero en Loftus Road los Superhoops son un equipo difícil de batir.
 
El primer partido del fin de semana enfrentará a la revelación, el Newcastle, y al Everton en St James’ Park. Las «urracas» estan terceros y siguen imbatidos en la liga. El gran artífice del éxito es el técnico Alan Pardew, por el que pocos apostaron a comienzos de temporada. El lunes batieron al Stoke en el Britannia y esperan volver a ganar ante el Everton que están en la 16ª posición tras varios altibajos.
 
El técnico del Manchester United, Sir Alex Ferguson, dispuso a Wayne Rooney en el centro del campo durante el partido de la Champions League ante el Otelul Galati el miércoles. Aunque el escocés dijo que el atacante había sido el mejor jugador, es más que probable que Rooney vuelva a ocupar la media punta ante el Sunderland en Old Trafford. Steve Bruce vuelve al club donde se labró un nombre como jugador y ha vivido una mala época con los «black cats» los últimos partidos. Logró la victoria ante el Bolton y luego empató contra el Aston Villa el pasado fin de semana. Ferguson celebró sus 25 años en el United esta semana y una victoria sería el colofón perfecto.
 
Andre Villas-Boas está pasando una mala época en el Chelsea. Su intento por ser más atacante ha provocado una mayor fragilidad defensiva. La derrota por 3-5 ante el Arsenal fue un duro revés para los «blues». A pesar de que la investigación policial por el incidente entre John Terry y Anton Ferdinand continúa, Villas-Boas deberá concentrarse en sacar a su equipo del bache, tras dos derrotas y un empate en los últimos tres partidos. Viajan a Blackburn, donde Steve Kean ha enderezado ligeramente el rumbo del equipo. Cualquier resultado que no sea un victoria aumentará la presión sobre Villas-Boas.
 
El Liverpool lleva siete partidos sin perder y afrontan el partido ante el Swansea llenos de confianza. Una vez más, no podrán contar con su capitán, Steven Gerrard, que sufre una infección en el tobillo. Una victoria permitiría al Liverpool adelantar al Tottenham y ponerse quintos provisionalmente. Mientras, el Swansea están en una cómoda 10ª posición.
 
El West Brom no había perdido en cuatro partidos de liga hasta la derrota de la semana pasada ante el exequipo de Roy Hodgson, el Liverpool. Y esta semana será complicado que saquen algo positivo, porque viajan a Londres para enfrentarse al Arsenal en el Emirates Stadium. Los «gunners» no pierden desde su derrota ante el Tottenham a comienzos de octubre y Robin van Persie está en plena forma. El holandés no fue titular ante el Marsella pero sin duda lo será este sábado tras su actuación ante el Chelsea.
 
El Aston Villa no ha ganado en tres partidos pero está en media tabla. Sin embargo, si no ganan al Norwich, deberán empezar a mirar por encima de su hombro. Los «canaries» están un punto por encima del Villa y los de Paul Lambert llegarán en plena forma tras su remontada ante el Blackburn la semana pasada.
 
 

Sobre el autor

Ilie Oleart