Andrés Escoto

Liverpool y Bristol comparten la cima

Y en un abrir y cerrar de ojos, hemos llegado al final de la primera vuelta en la WSL. Después de 7 jornadas, hemos visto bastante irregularidad en la liga ya que los líderes se han sucedido cada semana y los teóricos favoritos, como Arsenal y Everton Ladies, no han dado el pronóstico establecido. Repasamos lo sucedido en la séptima jornada.

 
La jornada comenzó con el partido Bristol Academy-Lincoln Ladies. Ambos equipos viven situaciones opuestas: el “Spanish” Bristol se ha ganado el corazón de la afición de la WSL por su buen trato del balón, mientras que Lincoln Ladies es el único equipo que no ha ganado en esta WSL 2013.
 
Bristol creó una oportunidad temprana, cuando Ann-Marie Heatherson sacó un potente disparo que fue desviado por la portera de las Lionesses, Karen Bardsley,  en el tercer minuto de juego.
 
Bristol abrió el marcador a los 10 minutos, cuando la española Natalia Pablos recibió el balón de un saque de banda en el lado izquierdo y avanzó hasta la línea de fondo, para sacar centro a su compatriota Laura Del Río, quien le quebró la cintura a dos rivales, para después sacar un testarazo inalcanzable para Bardsley y poner las cosas 1-0.
 
Aunque Lincoln entró en el juego más en el segundo periodo, no fueron capaces de probar a la portera de Bristol, Siobhan Chamberlain. Fue Emily Roberts quien remató de volea por encima del larguero tras un centro de Cartell. Ya en la segunda mitad, el juego fue un solo lado y Bristol amplió su ventaja a 2-0 cuando la jugadora de recambio Meagan Sargeant filtró un pase a Natalia para que esta última tocará el balón a Watts, quien solo llegó a cerrar la pinza y hacer el 2-0.
 
Lincoln descontó en el 87 a través de Clarke, pero fue una tardía reacción. Al final, el técnico del Bristol dijo: «Hemos tenido una fantástica primera mitad de la temporada, pero no vamos a hablar de ganar la liga o conseguir un lugar en la Liga de Campeones de la UEFA».
 
El segundo partido de la jornada fue entre el Liverpool LFC y Birmingham LFC. Las Reds están haciendo lo que los hombres no pueden: ser contendientes al título. Liverpool LFC está siendo el equipo sensación de la WSL. Es importante recordar que en las dos primeras ediciones de la WSL, las Reds terminaron en el último lugar. Ahora abrieron la billetera para fichar a jugadoras mediáticas y vaya que las cosas les están funcionando muy bien.
 
En una tarde preciosa, ambos equipos saltaron a la cancha con la sensación de que sería un buen juego. Liverpool tuvo la primera ocasión cuando una pelota aérea encontró a Natasha Dowie quien remató de vaselina pero María Earp atajó el balón. Las visitantes pasaron a la ofensiva a través de Melissa Lawley, quien ganó la posesión del balón en su propia cancha y comenzó a avanzar hacia delante, dejando rivales en el camino. Pero tras esa jugada “maradoniana”, Melissa llegó ya sin muchas energías y su disparo salió desviado.
 
Liverpool consiguió la ventaja al cuarto de hora, cuando la lateral alemana Rolser remató el disparo que previamente había hecho Natasha Dowie. La propia Dowie tuvo la oportunidad de duplicar la ventaja dos minutos más tarde, pero Emily Westwood y Earps bloquearon su disparo.
 
Birmingham empató en el minuto 26 tras un saque de esquina. La lateral Kerys Harrop llegó sin marca para empujar al balón al fondo de la red y dejar incrédulas a las Reds por tan garrafal error.
 
Enfadadas por haberse dejado empatar, las Reds siguieron presionando la salida de su rival y generando constantes llegadas, solo para que Dowie desaprovechara las ocasiones. Fue un breve respiro, ya que tras un saque de esquina, la jugadora de Liverpool Bronce saltó más alto que sus rivales para rematar de cabeza y devolverle la ventaja a las Reds por 2-1.
 
Las Blues tuvieron otra oportunidad en un tiro libre, cobrado por Jo Potter pero su remate fue rechazado por Rachel Laws. Birmingham fue ganando terreno en el juego y perdió la oportunidad de igualar cuando una desmarcada Isobel Christiansen remató de volea, pero el balón pasó muy por arriba del área red.
 
Birmingham no pudo haber estado más cerca del empate cuando en el minuto 64, un disparo de Potter desde fuera del área golpeó ambos postes antes de ser despejado por la defensa Liverpool.
 
Cinco minutos más tarde fue el turno de las Reds. Rolser realizó un par de recortes en el interior del área de Birmingham para rematar y hacer el 3-1. Sobre la hora, Dowie vio recompensada su constante lucha en el juego, tras recibir un pase filtrado de la crack y seleccionada nacional Fara Williams, quien habilitó a Dowie para que solo le hiciera túnel a la portera de Birmingham y sellara el 4-1.
 
Los dos goles de Nicole Rolser y de los fichajes Natasha Dowie y Lucy Bronze aseguraron la ventaja a Liverpool LFC sobre Bristol Academy por diferencia de goles.
 
La jornada concluyó el domingo, entre Chelsea LFC vs Everton LFC. Probablemente fue el mejor juego que las Toffees darán en esta WSL. Durante un lapso de 70 minutos se acercaron al equipo que quieren ser. Previamente a este partido, las Toffees habían sufrido una dolorosa derrota por 4-1 ante su rival local Liverpool LFC. Andy Spece, técnico del Everton LFC, desafió a su equipo a que dieran mayor exigencia. Tony Duggan, la nueva delantera de la selección inglesa, que a sus escasos 22 años ya luce el 9 en la espalda, debe asumir la responsabilidad de marcar goles para ambos equipos.
 
Duggan abrió el marcador después de un hermoso remate desde fuera del área. Chelsea estuvo cerca cuando Eniola Aluko disparó desde fuera pero su disparo se estrelló en el arguero. Pero el juego quedó sentenciado cuando Duggan consiguió su segundo gol de la tarde tras un error de Ester, cuando le devolvió la pelota a su portera sin darse cuenta de que Duggan estaba cerca de ella y terminó con tranquilidad.
 
Toni Duggan reclamó su hat-trick desde el punto penal después de la jugada de Jill Scott, quien fue derribada dentro del área por Kylie Davies. Por Chelsea LFC descontó Ward al 80 tras una serie de rebotes dentro del área rival. Al final fue un 4-1 a favor de Everton LFC, para situarse en la tercera posición de la WSL antes del parón de liga, que durará hasta el mes de agosto, a causa de la Eurocopa femenina de naciones.
 

Sobre el autor

Andrés Escoto