Carles Maronda

Los Spurs suman y siguen (2-0)

El Tottenham venció con cierta fortuna al Aston Villa de Paul Lambert, que sigue sin arrancar. Los goles de Steven Caulker y Aaron Lennon en la segunda parte fueron suficiente como para sentenciar el encuentro. Los Spurs quedan en quinto lugar mientras que los Villanos quedan a dos puntos del descenso.

 

Premier League

Tottenham 2
Aston Villa 0
Ficha técnica
2 – Tottenham: Hugo Lloris, William Gallas, Steven Caulker, Jan Vertonghen, Kyle Walker, Gareth Bale, Sandro, Aaron Lennon (Andros Townsend, 87), Mousa Dembélé, Jermain Defoe (Emmanuel Adebayor, 68), Clint Dempsey (Gylfi Sigurdsson, 82).
0 – Tottenham: Brad Guzan, Matthew Lowton, Ron Vlaar, Ciaran Clark, Joe Bennett, Marc Albrighton (Darren Bent, 66), Fabian Delph (Charles N’Zogbia, 66), Karim El Ahmadi, Gabriel Agbonlahor, Brett Holman (Barry Bannan, 74), Christian Benteke.
Goles: 1-0, m.58: Caulker. 2-0, m.67: Lennon.
La victoria del Tottenham en Old Trafford parece haber cambiado la fortuna del club. Los Spurs se llevaron los tres puntos en un encuentro trabado que se comenzó a decidir gracias al primer gol del central Steven Caulker en la Premier League. Un gol cómico. Jermain Defoe controló un córner de Gareth Bale y disparó a puerta desviado. Pero su intento rebotó en el despistado Caulker y acabó entrando en la portería para abrir el camino a la victoria.
 
Caulker, que fue una de las revelaciones de la pasada Premier durante su cesión en el Swansea, solo había marcado dos goles en su carrera, durante otra cesión, en este caso en el Bristol City. Su alegría contrastó con la difícil situación de Paul Lambert, el técnico del Villa, que volvió a dejar a su jugador más decisivo (y capitán hasta la llegada de Lambert), Darren Bent, en el banquillo, en beneficio del belga Christian Benteke.
 
El recién llegado Benteke falló un cabezazo en el minuto 51 que habría supuesto el 0-1 y que posiblemente Bent habría marcado. La situación de Bent no hace sino añadir más presión a Lambert, que no ha arrancado con buen pie su nueva aventura en Villa Park. Y que, además, ha sido demandado por el Norwich esta semana por incumplimiento de contrato.
 
Tras el gol de Caulker, todo resultó más fácil para el Tottenham, que acabó sentenciando con un gol de Aaron Lennon. El extremo inglés se fue de Joe Bennett y disparó raso cruzado para batir a Guzan. Para acabar de rematarlo, Bennett tuvo que ser retirado en camilla en la recta final y el Villa acabó jugando con diez jugadores. En la recta final, los Spurs todavía pudieron aumentar su ventaja por mediación de Dempsey, que desperdició una clara ocasión de cabeza, y de Bale, cuyo disparo fue desviado por Brad Guzan.
 
Curiosamente, Lambert fue el último técnico visitante que ganó en White Hart Lane (con el Norwich en abril). Para su siguiente visita, Lambert reforzó los costados dejando a Benteke solo en punta. Su estrategia resultó efectiva en la primera parte, que no deparó demasiados sobresaltos. En parte gracias a las intervenciones constantes del central Ron Vlaar, que evitó varias ocasiones locales.
 
El otro centro de atención del encuentro fue Hugo Lloris, que rompió la racha de 310 partidos consecutivos de Brad Friedel en la Premier League. Los Spurs pagaron 13 millones de libras por Lloris en verano. Era cuestión de tiempo que acabara quitándole el puesto al estadounidense.
 
Lloris estuvo sobrio. Solo una vez tuvo que abandonar su portería, cuando Brett Holman envió un balón en profundidad para Gabby Agbonlahor en el minuto 36. Tras la pausa, detuvo un intento de Benteke que el belga debería haber aprovechado. Su único error, aunque grave, se produjo en un pase que cayó a pies de Holman, que cedió a Albrighton. Su centro fue rematado fatal por Benteke, para frustración de Lambert en la banda.
 
Defoe no pudo festejar sus 30 años con un gol, aunque tuvo una participación crucial en el gol de Caulker. Una anécdota resume a la perfección la fortuna de Lambert: menos de 60 segundos de dar entrada a Bent, Lennon sentenció el encuentro con el 2-0.
 

Sobre el autor

Carles Maronda