lmi_admin

Peleada victoria del Chelsea en Stoke (0-2)

Los goles de John Terry y Cesc Fábregas decidieron. Partido de mucha lucha e intensidad. Poca productividad en ataque de los Potters. Los Blues firmaron otra solvente actuación. Soberbio encuentro de Nemanja Matic.

 

Premier League

Stoke City 0
Chelsea 2
Ficha técnica
0 – Stoke City: Begovic, Bardsley, Shawcross, Muniesa, Pieters, N’Zonzi, Cameron (Adam, 68), Walters , Krkic, Arnautovic (Assaidi, 82), Crouch (Diouf, 63).
2 – Chelsea: Courtois, Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta, Mikel, Matic, Willian (Schürrle, 80), Fàbregas, Hazard (Zouma, 93), Diego Costa (Drogba, 85).
Goles: 0-1, m.2: John Terry. 0-2, m.78: Fàbregas.
El partido fue fiel a las costumbres de cada equipo. A la Premier. Al Britannia. No falló a nadie. Tuvo los rasgos de todos los protagonistas. El Chelsea ganó, el Stoke luchó y el fútbol bonito brilló por su ausencia. Peter Crouch siguió perdiendo balones y Marko Arnautovic malográndolos. Steven Nzonzi y Nemanja Matic se lucieron. Poco se salió de la rutina.
 
El partido fue lento y trabado. Como es costumbre por Straffordshire. Tuvo las características habituales de los partidos del Britannia. Lucha, empujones, cargas. El Stoke se empeña en variar su estilo tradicional instaurando el toque de manera paulatina de la mano de Mark Hughes. Cuando más peligro crea es con el fútbol directo. Aunque no sea a través de Peter Crouch.
 
Nada más empezar el partido se adelantaba el Chelsea. Un córner rematado por John Terry ponía en ventaja a los Blues. Usualmente el planteamiento de ambos equipos habría cambiado con el tempranero tanto. En el Britannia no. No el Stoke.
 
Los Potters trataron de cercar la portería de Thibaut Courtois a través del estilo combinativo. Y cuando más lo hicieron fue a base de empuje y fútbol vertival, su esencia de siempre. De cualquier modo, el equipo del norte inglés, tuvo pocas opciones reales de inquietar la portería del Chelsea más allá de un disparo rebotado de Nzonzi desde fuera del área.
 
En el segundo tiempo, el caos disminuyó junto con las opciones del Stoke. Como es lógico, el orden táctico favoreció a José Mourinho y los suyos. Las escasas tentativas serias locales llegaban a balón parado y eran bien solventadas en las salidas por Courtois.
 
El segundo gol llegó en una combinación entre Cesc Fábregas y Eden Hazard. El jugador español y el belga, con una estética combinación labraron el segundo tanto, en el que el exmediocampista culé finalizaba bien ante Asmir Begovic tras recortar a Ryan Shawcross.
 
El encuentro dio poco más de sí. Estéticamente dejó mucho que desear pero en cuanto a intensidad fue una delicia. Simplemente, hay que estar preparado para saber disfrutar de los partidos en el Britannia.
 

Sobre el autor

lmi_admin
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Sociis commodo vitae in vel at venenatis nulla tortor nulla. Scelerisque diam lacus massa eu. Tortor, lorem eleifend euismod adipiscing commodo a quis morbi mauris. Elit feugiat eros, amet tempor dignissim.