Jean Claudel

Premier League 2012-13: las decepciones del año

Algunos clubes se mueven en el mercado de fichajes como pez en el agua y son capaces de hallar gangas, aquellos jugadores disponibles por un precio inferior a su valor real. En esta ocasión nos toca escoger lo contrario, aquellos jugadores que costaron fortunas y han tenido un rendimiento mediocre. O malo, más bien.

 
1. QPR
La política de fichajes del QPR de esta temporada merece entrar en los anales de las peores gestiones futbolísticas que se recuerdan en las Islas. ¿Por dónde comenzar? Jose Bosingwa firmó por tres temporadas a razón de 65.000 libras semanales. Se pasó media temporada fuera del equipo y la otra media arrastrándose por el campo. La mejor fue la primera. Para redondearlo, se negó a salir al banquillo en un partido al conocer que estaba entre los suplentes.
 
Park llegó procedente del Manchester United llamado a ser el líder del equipo. Por desgracia, por el camino olvidó algo importante: cómo jugar a fútbol. En enero llegó Christopher Samba, que en su época en el Blackburn había sido un buen defensa. Por desgracia, los kilos que cogió en Rusia y no perdió en Londres, parecen haber acabado con su carrera. Esteban Granero dotó de un toque intelectual a la plantilla con sus reflexiones filosófico-literarias en Twitter. Hasta ahí llegó su contribución al equipo. La lista es interminable: Robert Green, Tal Ben Haim, Samba Diakité…Pero quizás el fichaje estrella fue el de Andy Johnson. Si alguien conoce su paradero, que llame a Loftus Road. Hace meses que andan buscándole.
 
2. Fabio Borini
El primer fichaje de Brendan Rodgers resultó un desastre. Fabio Borini llegó procedente de la Roma por 10,5 millones de libras y se convirtió en un fijo en las alineaciones. Marcó un gol en agosto en la previa de la Europa League y no volvió a marcar hasta finales de abril cuando se estrenó en la Premier. En medio, meses de baja por lesión. Daniel Sturridge hizo más en cinco meses que él en toda la temporada. Cierto, el listón tampoco estaba muy alto.
 
3. Adam Johnson
Internacional inglés, eterna promesa, tuvo que abandonar el Manchester City ante la ausencia de minutos a la que le condenó Roberto Mancini. Se marchó al Sunderland por 10 millones de libras dispuesto a demostrar de lo que era capaz. Cinco goles y cuarenta partidos después, podemos afirmar que su demostración se quedó un poco corta.
 
4. Scott Sinclair
Aunque al sustituto de Johnson en el Manchester City no le fue mucho mejor. Scott Sinclair aterrizó en el Etihad por 6 millones de libras después de dos magníficas temporadas en el Swansea de Brendan Rodgers. Si Johnson solía aparecer en las segundas partes, Sinclair no logró aparecer ni en las convocatorias. Para acabar de redondearlo, tuvo que ser hospitalizado a final de temporada por un coágulo en el hombro del que evoluciona favorablemente.
 
Hablando del Manchester City, merece la pena mencionar al brasileño Maicon. Aunque al menos, él llegó gratis.
 
5. Danny Graham
El Swansea City se ha convertido en uno de los clubes más astutos en el mercado de fichajes. Fichó a Danny Graham por 2 millones de libras (lo mismo que costó Michu) procedente del Watford tras su ascenso a la Premier y lo vendió en enero al Sunderland por cinco. Nuestro amigo Danny jugó 13 partidos con los Black Cats, muchos como titular tras la lesión de Steven Fletcher. Digamos que, desde que está en el Sunderland, ha cambiado más veces de entrenador que goles ha marcado (una y cero, respectivamente, por si alguien tenía dudas).
 

Sobre el autor

Jean Claudel