Jesús Navarro

Previa 2013-14: Stoke City

El relevo en el banquillo de los Potters tras siete temporadas consecutivas con Tony Pulis trae incertidumbre al Britannia Stadium. Mark Hughes, que quiere cambiar la filosofía de juego del equipo, ha firmado a Eric Pieters y Marc Muniesa.

 
Posición la temporada anterior: 13º
Pronóstico para la próxima temporada*: 17º
Probabilidades de ganar la liga: 3000/1 (bet365)
 
Cuando se conoció que Tony Pulis no continuaría al frente del Stoke City por decisión de Peter Coates, dueño del club, una cascada de reacciones críticas se desataron por las calles de Stoke-on-Trent. Los carteles de «Hughes Out» se hicieron populares y corrieron como la pólvora por las redes sociales.
 
El técnico galés afirmó en su presentación que pretende cambiar el estilo del equipo. Intentará, según dijo, que los jugadores olviden el juego tan arcaico que practicaban con su predecesor y sean más asociativos. Para ello ha firmado al español Marc Muniesa, procedente del F.C. Barcelona, y al holandés Erik Pieters, que llega del PSV Eindhoven, pero resultan más significativos los nombres que han sonado que los propios fichajes en sí: Adel Taarabt, Victor Wanyama, Scott Parker o Loïc Remy han aparecido este verano en la prensa como posibles futuribles para el Britannia, además de tener a prueba a Nando Quesada, centrocampista juvenil del Barça, aunque finalmente las negociaciones no llegaron a buen puerto. Lo cierto es que las sensaciones alrededor de los Potters son poco o nada halagüeñas para la temporada 2013/2014.
 
La del entrenador es la principal novedad de un Stoke que tiene como objetivo a medio plazo, según ha dicho el propio Coates, competir por las posiciones que conducen a Europa. Para ello, además de los dos fichajes ya confirmados, llegará en enero Juan Agudelo, un delantero estadounidense de origen colombiano que actualmente juega en el New England Revolution de la Major League Soccer.
 
Sin embargo, a una semana para el inicio de la competición, en el Britannia hay dudas en todas las líneas: en la portería parece indiscutible Asmir Begovic, al igual que las dos temporadas anteriores, pero en la suplencia podría estar Thomas Sorensen, lo cual obligaría a buscarle salida a Jack Butland en forma de cesión. El club fichó al prometedor portero inglés el pasado enero considerando posiblemente que Begovic sería traspasado este verano, algo que no ha sucedido. Si el suplente acaba siendo Butland, el portero danés tendría que negociar con el club la rescisión de su contrato y abandonar el Stoke con más pena que gloria.
 
La defensa parece la zona más sólida: los centrales están cubiertos con Robert Huth y Ryan Shawcross y, por si alguno de ellos se lesionara, estaría Marc Muniesa, que será el lateral izquierdo titular. En el otro lateral, es probable que Hughes continúe confiando en el estadounidense Geoff Cameron, que llegó como medio centro pero ha realizado una excelente labor en el lateral derecho. Además de Muniesa, el otro fichaje de este mercado estival es Pieters, que puede actuar en toda la banda izquierda, ya sea como interior o como lateral. A priori parte con ventaja con respecto a Matthew Etherington por un puesto en el once.
 
En el centro del campo se sitúan Glenn Whelan, Steve Nzonzi, Charlie Adam y el particular caso de Wilson Palacios. Hughes quiere recuperar al hondureño, que lleva dos años en el Britannia rindiendo a un nivel que no se corresponde con los seis millones de libras pagados por él al Tottenham. Steven Nzonzi, por su parte, se quiere ir. El centrocampista francés ha presentado el transfer request, pero el nuevo entrenador le ha recordado que aún le restan tres años más de contrato y que no tiene ninguna intención de dejarlo marchar. A menos que el club reciba una oferta irrechazable, todo apunta a que seguirá una temporada más en el club.
 
En la delantera parece seguro que habrá más movimientos: Cameron Jerome, Peter Crouch o Kenwyne Jones dejarán el Stoke antes de la finalización del mercado. En enero se incorpora Juan Agudelo, pero Hughes no quiere esperar a invierno y está negociando con los Spurs por Jermain Defoe, añorando aquella pareja que el internacional inglés formó con Crouch en el Portsmouth de hace unos años.
 
Además de cambiar la filosofía del equipo, el técnico potter quiere acabar con otro récord negativo: el Stoke lleva tres temporadas consecutivas sin darle un minuto a un jugador inglés menor de 21 años. James Alabi (18 años) es el jugador más prometedor de la cantera y parece el mejor colocado para tener alguna oportunidad con el primer equipo.
 
Para muchos, el Stoke figura en las quinielas para descender a Championship en la temporada 2013/2014, así que cualquier cosa que suponga la continuidad del equipo en la Premier League podría considerarse un éxito. Sin embargo, Hughes es bastante más ambicioso: el objetivo que se ha marcado es el de superar la barrera de los 45 puntos, una cifra que nunca han alcanzado los Potters en la Premier League.
 
* Esta posición no es necesariamente la opinión del autor, sino la media de las personas que han escrito las previas.
 

Sobre el autor

Jesús Navarro