Alvaro Oleart

Sin apretón y sin fútbol (0-1)

En el regreso de John Terry a Loftus Road, donde supuestamente profirió insultos racistas contra Anton Ferdinand por los que será juzgado dentro de unos días, el Chelsea se llevó la victoria por 0-1 gracias a un penalti inexistente. La FA decidió cancelar el tradicional apretón de manos inicial para «evitar tensiones».

 

FA Cup

QPR 0
Chelsea 1
Ficha técnica
0 – QPR: Kenny; Young, Hall, Ferdinand, Hill; Buzsáky (Hulse, 79), Barton, Mackie, Wright-Phillips; Smith, Helguson (Macheda, 45).
1 – Chelsea: Cech; Ivanovic, David Luiz, Terry, Cole; Meireles, Ramires (Romeu, 79), Malouda; Sturridge, Mata (Essien, 90), Torres.
Goles: 0-1, m.62: Mata (p.).
El encuentro venía precedido de la disputa racista entre John Terry y Anton Ferdinand, después de que el primero supuestamente profiriera insultos racistas contra el segundo en el último encuentro liguero disputado entre ambos conjuntos. Esto provocó que en las horas previas al partido se comentara la posibilidad de que Ferdinand no estrechara la mano del capitán de Inglaterra, lo que habría significado la segunda vez que se le retira la mano a Terry, tras el altercado con Wayne Bridge, por temas de cama en aquella ocasión. Así, la Federación inglesa tomó la decisión de cancelar el tradicional apretón de manos entre ambos equipos. Una decisión que deja entrever que efectivamente Ferdinand no estaba dispuesto a darle la mano al capitán inglés, así como cierto partidismo en favor del capitán inglés y, por extensión, del Chelsea.
 
En lo que respecta al fútbol, los «blues» dominaron el encuentro de principio a fin, aunque sin crear ocasiones claras. Una vez más, al Chelsea el faltó pegada, algo entendible teniendo en cuenta que su delantero titular fue Fernando Torres, un hombre que apenas acumula dos goles en la presente temporada. Las escasas apariciones de Sturridge y Malouda ciertamente no ayudaron. Solo Mata y un hiperactivo Ramires llegaron con peligro al área rival.
 
Así, el partido se decidió de la forma más injusta: tras un penalti dudoso. «No pareció penalti desde donde yo me encontraba», escribió Joey Barton en twitter tras el partido. Tampoco lo pareció en televisión, pues el empujón de Hill parece mucho menor que las ganas que le pone Sturridge de caer al suelo. Sea como fuere, Mata anotó el penalti señalado por Mike Dean.
 
Quedaba media hora de juego, pero el QPR nunca dio la sensación de creer en la igualada. El Chelsea mantuvo el control del balón y del partido. De hecho, los locales solo tuvieron una oportunidad clara para empatar. Ocurrió en el último minuto de juego, cuando Cech hizo una excelente parada tras un remate de Luke Young.
 
A pesar de la clasificación, el partido no deja excesivas buenas sensaciones para los «blues». Su juego no solo fue mediocre, sino que el maratoniano Ramires, el mejor del partido, tuvo que ser retirado del terreno de juego por una lesión en la rodilla. El brasileño, a pesar de cierta indisciplina táctica, se ha convertido en un pilar de su equipo, ofreciendo una movilidad en el centro del campo que le permite participar en tareas defensivas y ofensivas, algo que ningún otro jugador puede ofrecer. Y continúa la sequía goleadora de Torres, aunque eso ya no es noticia. Mucho tendrán que cambiar las cosas en Stamford Bridge para que la temporada pueda calificarse de positiva.
 

Sobre el autor

Alvaro Oleart