Juan Antonio Parejo

Sissoko sepulta al Chelsea (3-2)

Dos goles del recién llegado Moussa Sissoko dan la vuelta a un 1-2 favorable a los Blues. Más allá de Juan Mata, el Chelsea ofreció muy poco. Demba Bá hubo de retirarse tras un fortuita patada en la cara por parte de Coloccini. El Newcastle toma distancia con el descenso

 

Premier League

Newcastle 3
Chelsea 2
Ficha técnica
3 – Newcastle: Krul; Debuchy, Coloccini, Taylor, Santon; Cabaye, Perch, Jonás, Gouffran (Marveaux, 83), Sissoko (Yanga Mbiwa, 90); Cissé.
2 – Chelsea: Cech; Ivanovic, Terry, Cahill, Cole; Ramires, Lampard, Bertrand, Oscar, Mata; Ba (Fernando Torres, 42).
Goles: 1-0, m.40: Jonás. 1-1, m.54: Lampard. 1-2, m.60: Mata. 2-2, m.67: Sissoko. 3-2, m.89: Sissoko.
El Newcastle toma aire a costa de un Chelsea gris y escaso más allá de Juan Mata. El protagonismo de la tarde para un espectacular y omnipresente Sissoko en su debut como urraca, imparable para los blues y autor de dos goles. Benítez optó por meter en los costados a Oscar y Bertrand y a Ivanovic en el lateral diestro, temeroso quizá del juego físico y aéreo de los de Pardew.
 
Pese a tener a un mediocentro de la finura de Cabaye y en el extremo izquierdo a Gouffran, el Newcastle prefiere las pinturas de guerra. Así planteó el duelo y con más animosidad que ideas, empezó a hacer retroceder a un Chelsea que esperaba más atrás. La primera situación clara fue sin embargo para los londinenses, donde Mata, Cole y Lampard interpretaron a la perfección sus roles. Mata filtró un pase magnífico a Cole, cuyo centro llegando desde atrás Lampard lo envió al cielo de Newcastle. Le costaba al Newcastle atar la línea de tres cuartos y por ahí empezó a colarse Mata, aunque las deficiencias de Bertrand en el carril izquierdo saltaban a la vista.
 
A la media hora de partido, Demba Bá se quedó solo frente a Krul. Su rechace lo remató fuera con la cabeza, pero su ex compañero Coloccini pateó involuntariamente con fuerza su testa, siendo retirado de inmediato. El choque supuso un punto de inflexión y el Newcastle empezó a inquietar a Cech con Sissoko al mando por todo el frente de la mediapunta, como en un cabezazo a bocajarro de Papiss Cissé. La insistencia local tuvo su premio en un centro de Santon dulcemente cabeceado por Jonás a la red. Primer gol del argentino en lo que va de temporada, cerca del descanso.
 
Con el comienzo del segundo acto, se pudo comprobar la dependencia de Mata que tiene este Chelsea. Durante diez minutos fue incapaz de hilvanar una jugada, de dar más de tres pases seguidos, limitándose a mandar balones largos desde Terry o Cahill sin ningún sentido y quién sabe a dónde. No tenía juego el Chelsea, Lampard era un fantasma, pero el cañón de su pierna derecha sigue intacto. Erró Perch al dejarle metros y el zambombazo de Lampard fue letal. Se vino el Chelsea arriba y comenzó a cercar a Krul, contándose más internadas por el costado de Ivanovic. Un centro suyo lo dejó atrás Fernando Torres y Mata la puso en la escuadra.
 
Se entusiasmó el Chelsea y Oscar empezó a sumarse a la fiesta. Ocurrió que el Chelsea se olvidó de guardar su casa y Sissoko metió un pase a Gouffran que lo dejó solo frente a Cech. El rechace lo selló Sissoko como gol, líder además de la insumisión local. Su descomunal potencia ponía en aprietos a los de Benítez, incapaces de sujetarlo. Por zancada y por anticipación se ganaba a los visitantes y en una cabalgada pudo anotar el tercero y de paso dejó en ridículo a Ashley Cole. El ex del Tolouse se adueñó por completo de la contienda y cuando apenas faltaba un minuto para el final del tiempo reglamentario, un derechazo raso a centro del recién ingresado Marveaux lo mandó a la red. El Chelsea ya no dio para más, reclamando un penalti inexistente en el cuarto minuto de la prolongación.
 
Pardew pidió insistentemente la hora y sus súplicas fueron escuchadas. Tres puntos vitales para alejar el fantasma del descenso y para tranquilizar el ambiente en Newcastle, donde ahora se habla en francés. La temporada se le va a hacer eterna al Chelsea, desechando título tras título y que en la Premier solo le queda asegurar la clasificación para la Champions. La conclusión es que más allá del fenomenal Juan Mata, el páramo se le presenta a los de Benítez.
 

Sobre el autor

Juan Antonio Parejo