Carles Maronda

Torres es duda para el fin de semana

El español sufrió un golpe en el minuto 11 del Italia-España que le provocó confusión, pérdida auditiva y ligeros periodos de amnesia. Fue retirado del campo, se le trasladó a urgencias y se le realizó un TAC cuyo resultado fue satisfactorio. Es seria duda para la primera jornada del campeonato.

 
Aún no se ha disputada la primera jornada de la Premier League y André Villas-Boas ya acumula varias bajas importantes. La más grave, la de Essien, que no volverá hasta el año que viene. Y este miércoles podría haber perdido a Fernando Torres para el debut ante el Stoke.
 
EL español dio ayer un susto mayúsculo durante la celebración del partido amistoso que disputó España ante Italia en el estadio San Nicola de Bari. El delantero sufrió un golpe en la cabeza en una pugna por el balón y lo que en principio parecía solo un lance del partido, se tornó en un momento de preocupación para el cuerpo técnico español. Según comentó su seleccionador Vicente del Bosque, Torres acudió al banquillo y con gesto confuso le preguntó si a él le tocaba o no bajar a defender los córners, cuando todo el equipo conoce de sobras, desde que Del Bosque está en el banquillo, que el delantero tiene una zona estratégica para defender los saques de esquina en contra, que el mismo Torres ha ocupado decenas de veces. Allí fue cuando el banquillo supo que algo no iba bien. Se le preguntó por su estado y Torres admitió sentirse confuso y con poca audición.
 
El cambio se realizó al momento y el jugador fue acompañado por el doctor de la selección española, Juan Cota, al hospital más cercano de Bari. Allí se le realizaron varias pruebas, entre ellas un TAC, para descartar cualquier daño mayor y aunque se le diagnosticó una conmoción cerebral, la prueba del TAC resultó satisfactoria y se descartó cualquier lesión interna más grave. Incluso Torres pudo abandonar a las pocas horas el hospital por su propio pie tranquilizando a los periodistas y aficionados que esperaban su salida para conocer más noticias.
 
Pero aunque el susto se haya quedado en eso, un susto, Torres deberá permanecer unos días en reposo debido al golpe sufrido y por lo tanto su participación en la jornada de debut de la Premier League, en la que el Chelsea se enfrenta al Stoke City el próximo domingo en el Britannia Stadium (siempre que la jornada no se aplace por los disturbios de Londres), es más que dudosa.
 

Sobre el autor

Carles Maronda