admin

Últimos capítulos para el culebrón Cesc

Una vez cerrado el fichaje de Alexis Sánchez, el FC Barcelona ha decidido darle una marcha a la operación Cesc, una telenovela de varias temporadas que empieza a escribir sus últimas líneas y que podría cerrarse esta misma semana.

 
La clave para desencallar la operación, enquistada desde hacía días, fue el viaje a Londres, el pasado viernes, de Josep Maria Bartomeu, vicepresidente del Barça, y de Raül Sanllehí, director del área de fútbol. Los emisarios azulgranas pusieron sobre la mesa una oferta de 35 millones de euros, un gesto que agradó, y mucho, al Arsenal, que ya hace tiempo que es consciente que los días de su capitán están llegando a su fin. El club londinense, no obstante, sigue pidiendo 46 millones, cifra que el Barça jamás asumirá. El objetivo de la entidad azulgrana era reducir la cantidad añadiendo a algún jugador, pero el Arsenal necesita ‘cash’ para completar las operaciones demandadas por Wenger, como son Phil Jagielka y Gary Cahill. Pese a las diferencias entre ambos clubes, las posturas cada vez están más cerca y en los próximos días se espera una nueva reunión que, ahora sí, podría finiquitar uno de los culebrones con más capítulos de los últimos años.
 
Mientras, Cesc Fábregas sigue sin aparecer en el entorno gunner, y ya suma 21 días de rebeldía encubierta por el propio club, que admite públicamente que el de Arenys está lesionado. Wenger, que ya sabe por activa y por pasiva que esta vez no habrá concesiones por parte de un Cesc que se siente traicionado, sigue mostrándose tranquilo ante las cámaras, pese al duro golpe que significó para él la negativa del jugador de viajar al amistoso de Colonia. El objetivo del técnico alsaciano era forzar a Cesc a una comparecencia pública en la que admitiera querer salir del Arsenal, una manera de librarse de las posibles quejas de la afición. El jugador, que la temporada pasada aceptó seguir sin rechistar a cambio de facilidades para este verano, se negó e inició una lucha silenciosa que forzara su salida.
 
Esté realmente lesionado o no, lo cierto es que Cesc ha desaparecido del día a día del Arsenal, mientras tiene previsto asistir hoy mismo a un acto en el que coincidirá con José Luís Rodríguez Zapatero, presidente del gobierno español, y James Cameron, primer ministro británico, que felicitarán a los jóvenes graduados de la academia Street League, de la que Cesc es imagen.
 
Así pues, al Arsenal se le empiezan a acabar los argumentos, sobre todo porque el inicio de la Premier League está al otro lado de la esquina y todavía debe perfilar una plantilla que se intuye débil al lado de la de los otros gigantes ingleses. Sólo 10 millones evitan el fin del culebrón Cesc 2.0. Y ya se empieza a hablar de la gira americana que el FC Barcelona inicia el próximo jueves y en la que no se descarta que haya un invitado de excepción en forma de centrocampista de Arenys.
 

Sobre el autor

admin