Jean Claudel

Van Persie oculta las carencias del United (2-3)

El Southampton, como ya le había sucedido ante el Manchester City, nunca fue inferior al United. Incluso llegó a adelantarse por dos veces. Pero los Saints no tienen a Robin van Persie. El holandés logró un hat-trick y se permitió fallar un penalti que Hooiveld cometió sobre el propio van Persie.

 

Premier League

Southampton 2
Manchester Utd. 3
Ficha técnica
2 – Southampton: Kelvin Davis, Daniel Fox, Nathaniel Clyne, Jose Fonte, Jos Hooiveld, Jason Puncheon (Emmanuel Mayuka, 75), James Ward-Prowse, Morgan Schneiderlin, Adam Lallana (Jay Rodriguez, 79), Steven Davis, Rickie Lambert (Guly, 75).
3 – Manchester United: Anders Lindegaard, Rio Ferdinand, Nemanja Vidic, Rafael, Patrice Evra, Tom Cleverley (Paul Scholes, 61), Antonio Valencia, Shinji Kagawa (Nani, 61), Michael Carrick, Robin van Persie, Danny Welbeck (Javier Hernández, 72).
Goles: 1-0, m.16: Lambert. 1-1, m.23: Van Persie. 2-1, m.55: Schneiderlin. 2-2, m.87: Van Persie. 2-3, m.90+2: Van Persie.
Aunque Robin van Persie acabó siendo el héroe del partido, hubo un momento, por increíble que parezca, en que estuvo a punto de convertirse en el hazmerreír de toda la Premier League. Los Saints ganaban por 2-1 y Hooiveld cometió un absurdo penalti sobre el propio van Persie, que ya había logrado el tanto del empate provisional en la primera parte. El holandés se dispuso a lanzar el penalti rebosante de confianza y decidió imitar a Andrea Pirlo en la última Eurocopa y probar con un lanzamiento a lo Panenka. Pero su pie impactó primero con el césped, el balón salió bajo y Kelvin Davis detuvo el penalti.
 
Pero van Persie, como Ferguson, que celebrara su partido 1.000 con el United, pasó del infierno al cielo. Van Persie igualó el partido a los 87 minutos con un tanto de cerca y cerró su hat-trick en el tiempo añadido al rematar de cabeza un córner de Nani. El United parecía condenado a la derrota en un mal día pero el holandés rescató a los suyos en los últimos minutos.
 
El fútbol fue cruel con el Southampton. En su estreno en la Premier League, los Saints se pusieron con 1-2 en el Etihad pero acabaron cayendo en la recta final. Esta vez les sucedió lo mismo. Los Saints mostraron imaginación, solidaridad y ambición. Pero carecieron una vez más de pragmatismo para cerrar un partido que tenían al alcance de la mano. Nigel Adkins deberá mejorar esa faceta si no quiere sufrir.
 
Rickie Lambert adelantó a los locales con un cabezazo que significó su segundo gol en la Premier League. Pero van Persie igualó siete minutos después con un disparo con la zurda.
 
El Southampton se adelantó de nuevo a través de Morgan Schneiderlin, el mejor del encuentro para los locales, que remató de cabeza a placer tras aprovechar un resbalón inoportuno de Patrice Evra. El error de Van Persie en el penalti parecía decantar la balanza definitivamente para los locales. Pero su redención en cuestión de cinco minutos dio la vuelta al marcador.
 

Sobre el autor

Jean Claudel