Andrés Weiss

Oliver Glasner, el nuevo loco del fútbol del Crystal Palace

Este lunes se ha anunciado que Roy Hodgson se va del Crystal Palace después de que el club hubiera llegado a un acuerdo para fichar a Oliver Glasner como su sustituto. Glasner estaba libre tras dejar el Eintracht en junio de 2023, y firma un contrato hasta 2026. El Palace no empezó mal la temporada,… Seguir leyendo Oliver Glasner, el nuevo loco del fútbol del Crystal Palace

Este lunes se ha anunciado que Roy Hodgson se va del Crystal Palace después de que el club hubiera llegado a un acuerdo para fichar a Oliver Glasner como su sustituto. Glasner estaba libre tras dejar el Eintracht en junio de 2023, y firma un contrato hasta 2026.

  1. Qué ha pasado con Roy Hodgson

El Palace no empezó mal la temporada, con 7 puntos en sus primeros 4 partidos, pero desde entonces solo ha ganado 4 partidos y ya está eliminado de todas las copas.

En 2024 se ha agravado el mal momento del club: a pesar de ganar al Sheffield United 3-2, han caído 5-0 ante el Arsenal, 4-1 ante el Brighton y 1-3 ante el Chelsea. La derrota más dura es la del Brighton, en la que una parte de la afición pidió que Hodgson y Steve Parish se fueran. Según el Guardian, Parish consideró echar a Hodgson pero no encontró sustituto

Uno de los aspectos que más ha dañado al Palace han sido las lesiones: Olise, Eze o Doucouré apenas llegan a 1000 minutos. Las críticas de los fans van dirigidas tanto hacia Hodgson como al equipo médico, y la última lesión de Olise fue la gota que colmó el vaso. 

Olise era duda de cara al partido del Brighton, y no fue titular. Sí entró tras el descanso con su equipo con 3-0 en contra. 11 minutos después tuvo que ser sustituido. Hodgson se defendió: “Me dijeron que no podía ser titular pero sí jugar la 2ª parte. Quizá os preguntáis por qué lo pones si estás perdiendo 3-0. La cuestión es que tras convocarle no vas a decirle «sé que te hemos traído para jugar, pero he cambiado de opinión, te quedas en el banquillo”

Hodgson estaba en su 2ª etapa en el Palace, después de ser el sustituto de Vieira en marzo de 2023. Tras salvar al club con 5 victorias y 3 empates en 10 partidos, renovó un año más.

Las opciones que se planteó el Crystal Palace fueron: Julen Lopetegui, sin equipo desde verano; Kieran McKenna, entrenador del Ipswich; Steve Cooper, despedido del Forest; y Oliver Glasner. Va a cambiar Die Adler (las águilas) por The Eagles (las águilas)

  1. Quién es Oliver Glasner

Oliver Glasner comenzó su carrera en los banquillos en el Red Bull Salzburg. Pero de forma diferente. Todavía como futbolista se había sacado un MBA, y cuando se retiró entró en el Red Bull Salzburg como asistente de la directiva. En 2012, un año después de dejar el fútbol, Ralf Rangnick le dio una oportunidad como segundo de Roger Schmidt.

La subida a la élite de Glasner en la última década ha sido muy pronunciada. En 2017 sube al LASK Linz a primera austríaca, en 2018 les clasifica a Europa League y en 2019 a los playoffs de acceso a Champions. Ese año se va al Wolfsburg y en 2020 les lleva a Europa League, y en 2021 clasifican a Champions (primer top-4 desde 2015). Pero como no están dispuestos a apoyarle con fichajes, y ser igual de ambiciosos que él, decide irse ese verano.

Así es como llega, en mayo de 2021, al Eintracht Frankfurt. En su primer año, llevó al club a su primer título europeo en 42 años después de derrotar al Rangers en la final de la Europa League y superar a Betis, Barcelona y West Ham por el camino. Días después de ganar la Europa League fue a Mallorca y celebró el título vestido con la camiseta de Ajdin Hrustic.

En la 22/23 les clasificó a octavos de final de la Champions y a la final de la Pokal, que perdieron ante el RB Leipzig. Además, se le llegó a vincular con un posible fichaje por el Tottenham, después de la marcha de Antonio Conte.

En mayo de 2023 dejó el Eintracht tras dos años en el club. El contrato de Glasner debía durar un año más, pero el equipo alemán dijo que el «rendimiento general del equipo en la segunda mitad de la temporada» provocaron su salida anticipada (fueron 7º). Desde entonces, ha sido entrevistado por el Ajax, el Marsella, el Lyon… y el Forest, que no le fichó, según The Athletic, porque temían que su personalidad no encajara con Marinakis.

Un punto clave de su gestión es la capacidad para mejorar jugadores, y hay un caso evidente: Kolo Muani. Llega libre del Nantes en 2022. En el Eintracht empieza de revulsivo, luego juega tras el punta, y al final se establece como el 9 con 15 goles y 11 asistencias en Bundesliga (25+14 entre todo). En 2023 le vendieron por 100 millones al PSG.

Para lograr esto tiene que tener una gran conexión con su equipo, y esto se pudo ver en mayo de 2023, después de una derrota ante el Hoffenheim. Un periodista cuestionó el nivel de Makoto Hasebe (40 años), y él le defendió y dijo: “ha jugado los 90 minutos 3 veces esta semana y puede que ahora tenga sangre en la orina del cansancio y aun así sigue jugando”

En su etapa en el Wolfsburg le explicó a la periodista Isabella Müller-Reinhardt por qué la honestidad es importante para él: “Lo más importante es ser auténtico. Los jugadores son capaces de sentir si te estás presentando como algo que no eres. Los jugadores saben que pueden confiar en mí. Yo también respondo con confianza y no quiero controlarlo todo” 

De esto hay varios ejemplos: cuando el equipo se queda en un hotel antes de un partido, no deja que la gente golpee las puertas para despertar al equipo por la mañana. Confía en ellos como adultos para saber cuándo y dónde tienen que estar preparados. También contó que siempre dedica un tiempo para sí mismo y apaga su teléfono todas las noches. “¿Qué problema se debe solucionar a las 10 que no puede esperar hasta las 8 del día siguiente?”

La empatía que siente con sus jugadores puede venir de una vivencia propia: su retirada. En 2011, sufrió un choque cabeza con cabeza con un jugador rival. Días después, en un entrenamiento a 5 días de cumplir 37 años, sufrió una hemorragia cerebral, de la que fue operado ese día. Tras la operación, siguió el consejo de los médicos y se retiró.

Además, es muy pasional y conecta mucho con los aficionados, algo que puede recordar a Jürgen Klopp. Ya sea en ruedas de prensa, como cuando dijo que si pudieron ganar al 5º de españa (Betis) podían ganar al 3º (Barça), o con locura en la banda. Solo hay que recordar cómo celebró el 0-3 al Barça frente al banquillo de Xavi. Tras el partido pidió perdón por ello. 

Un aspecto positivo más es que es muy trabajador y le gusta siempre innovar con sus métodos. En Wolfsburg dijo que solo usaba su apartamento para dormir. Según cuenta la propia Bundesliga, usa la versión futbolística del “4 en raya” en los entrenamientos: coloca 40 cuadrados por todo el campo y simplifica la explicación de la ocupación de espacios.

El gran “pero” es si puede ser sostenible a largo plazo: en Frankfurt y en Wolfsburg fue exitoso pero apenas duró dos años. Esto se debe a que es muy exigente con sus directivas.

  1. Cómo puede ser el Palace de Glasner

Su sistema usado en el Eintracht fue el 3-4-2-1, aunque no es rígido con sus sistemas (en el Wolfsburg usó un 4-2-3-1). En cuanto a estilo podemos decir que es el Gegenpressing (ya ha dicho alguna vez que se ha inspirado en el Borussia Dortmund de Jürgen Klopp).

Le gusta jugar desde atrás, iniciando las jugadas con los centrales (a los que hace conducir superando líneas de presión, si pueden), con carrileros profundos y dos centrocampistas que protejan el equipo. Por delante, dos mediapuntas flanquearán al nueve.

El objetivo es llevar el balón lo antes posible al área rival y cargarlo lo máximo posible. «Nuestro objetivo es claro: queremos causar problemas a las defensas. Nuestra estrategia es salir al ataque y que defiendan constantemente” 

Sus equipos suelen destacar por la intensidad con la que juegan, y por eso el año pasado solo tres equipos cubrieron más distancia por partido o completaron más sprints intensos (estadísticas sacadas de la propia Bundesliga) que el Eintracht. 

En defensa, es un equipo que busca recuperar el balón lo antes posible y presiona mucho: el Eintracht fue el 3º equipo con menos PPDA (pases permitidos por acción defensiva) de la Bundesliga 21/22, solo superado por Bayern y Köln. En su etapa en el Wolfsburg tenía un método curioso para entrenar la presión: a menudo hacía que sus tres centrales entrenaran sin un portero detrás. «Queremos defendernos de tal manera que apenas los necesitemos»

Sobre el autor

Andrés Weiss

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.