Andrés Weiss

¿Por qué el Nottingham Forest se equivoca al despedir a Steve Cooper?

El Nottingham Forest ha anunciado el martes el despido de Steve Cooper y la llegada de Nuno Espirito Santo como su sustituto.  Hoy analizamos los tres motivos por los que el Nottingham Forest la ha cagado al echar a Steve Cooper. Están en una mala racha (1 victoria en sus últimos 13 partidos, y solo… Seguir leyendo ¿Por qué el Nottingham Forest se equivoca al despedir a Steve Cooper?

El Nottingham Forest ha anunciado el martes el despido de Steve Cooper y la llegada de Nuno Espirito Santo como su sustituto. 

Hoy analizamos los tres motivos por los que el Nottingham Forest la ha cagado al echar a Steve Cooper.

  1. Atenuantes:

Están en una mala racha (1 victoria en sus últimos 13 partidos, y solo 2 victorias en sus últimos 28 partidos fuera de casa desde el ascenso), pero los datos refuerzan la teoría de que las cosas no deberían ser así y de que no es culpa de Steve Cooper.

Les cuesta mucho marcar gol: son el 17º equipo en goles a favor y el 17º equipo en expected Goals a favor. Han sufrido muchas lesiones esta temporada: Awoniyi, Aurier, Felipe, Sangaré, Danilo, Hudson-Odoi, Chris Wood o Divock Origi. Turner y Vlachodimos son un downgrade a Navas y Henderson. Paran menos.

Cooper ha demostrado ser capaz de sacar adelante al equipo. La temporada pasada consiguió la permanencia a pesar de los 30 fichajes, y estuvo al borde del despido en varias ocasiones: en octubre de 2022 se mencionó a Benítez como posible sustituto (Cooper acabó renovando), tras perder 4-0 contra el West Ham en febrero estuvo cerca de echarlo y en abril después de un 2-1 del Leeds también.

Es un entrenador que tiene el pleno apoyo de la afición a pesar de los resultados. Así se demostró contra el Fulham, cuando después de encajar un 5-0 fue ovacionado (no como los jugadores).

  1. La gestión de Marinakis

Según el Telegraph, la relación de Cooper con Marinakis se deterioró irreparablemente a medida que se acumulaban los malos resultados esta temporada. En las últimas semanas, Cooper y Marinakis apenas se hablaban. Su relación se había roto hasta el punto de que incluso las llamadas telefónicas eran ignoradas. Después del 5-0 del Fulham se encontró la acreditación de Marinakis en unos arbustos.

Marinakis es un dirigente que suele tender al despido de su entrenador por tener más expectativas de las que debería: desde que llegó en 2017 ha tenido como entrenadores (con interinos) a Mark Warburton, Gary Brazil, Aitor Karanka, Simon Ireland, Martin O’Neill, Sabri Lamouchi, Chris Hughton, Steven Reid, Steve Cooper y ahora Nuno. 10 en 6 años.

Después de la derrota ante el Arsenal en el primer partido Cooper habló sobre la cantidad de fichajes del club: “Muchos miembros de nuestro equipo todavía se están poniendo al día”. Esto, según el Telegraph, molestó a Marinakis.

Es cierto que la inversión en fichajes supera a la de la mayoría de los equipos de las cinco grandes ligas. Marinakis ha gastado más de 250 millones de libras solo en traspasos desde el ascenso y tiene planes de que el Forest se convierta en uno de los mejores clubes. Pero son fichajes que no parecen formar parte de un plan o un proyecto deportivo.

La temporada pasada lo aguantó en una peor situación que la que tiene ahora el Forest: está fuera del descenso y con 5 puntos de distancia con el Luton (1 partido menos).

Al Forest ahora le vienen Bournemouth (en racha), Newcastle (6º) y Manchester United (7º). La situación no va a mejorar contra estos 3 equipos.

  1. ¿Es Nuno la solución?

En los últimos meses han sonado como posibles sustitutos Patrick Vieira, Bruno Lage, Julen Lopetegui u Oliver Glasner (ganador de Europa League con el Eintracht).

Nuno llegó a los Wolves en 2017, cuando estaban en Championship, y los ascendió como campeones de segunda (un equipo que tenía a Saiss, Coady, Doherty, Neves, Jota, Cavaleiro o Helder Costa). En las dos temporadas siguientes quedaron 7º dos veces de forma consecutiva (siendo el 2º equipo en gasto neto entre la 18/19 y la 19/20). Es decir, con un muy buen equipo.

En la 20/21 quedan 13º y se va al Tottenham, donde es un desastre, y es despedido tras 17 partidos y con el Tottenham en 9ª posición.

Su última etapa ha sido en el Al Ittihad saudí (el equipo de Benzema), del que fue despedido en noviembre, estando 6º a 11 puntos del líder (después de gastar 120 millones de euros en traspasos, más el salario de jugadores como Benzema o Kanté). Según el Al Riyadiah, Nuno le dijo a Benzema “Eres un gran jugador, pero parece que te da pereza presionar al rival”. 24 horas después fue despedido.

Sobre el autor

Andrés Weiss

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.